Otros alojamientos en Tierra del Fuego

Otros alojamientos en Tierra del Fuego

Más opciones de hoteles en Tierra del Fuego

Conocida como “El fin del mundo”, Tierra del Fuego se ubica en el punto más austral tanto del país en el que se ubica, Argentina, como del continente Sudamericano en general. Ha sido comprobado que muchos desconocen que esta provincia es una isla, apartada por el famoso Estrecho de Magallanes, que lo separan del resto del país.

Las propuestas en cuanto a actividades y excursiones son realmente muy variadas, ya que Tierra del Fuego es un sitio turístico por excelencia. A pesar de que se encuentra a una gran distancia del resto de las provincias, tardando alrededor de tres horas y media desde Ezeiza en vuelo aéreo, por ejemplo, vale la pena llegar hasta aquí y disfrutar de lo que Tierra del Fuego tiene para ofrecernos.

Navegar por el canal Beagle, visitar comunidades de lobos marinos y pingüinos, viajar en el tren del fin del mundo, realizar esquí o tan sólo deslizarse en trineos por los valles nevados de Ushuaia, el centro invernal con mayor diversificación de todo el continente. Estas posibilidades y muchas más, innumerables en su totalidad, hacen de Tierra del Fuego un destino infaltable en cualquier listado de lugares a los cuales es obligatorio viajar.

Las opciones de alojamiento para durante las vacaciones son muy variadas, ya que hay hoteles de Tierra del Fuego de todas las clases y tarifas. La provincia se esmera, básicamente, en llegar a ofrecer todas las alternativas posibles de alojamiento para que ningún viajero se prive de vivir las experiencias que Tierra del Fuego le puede brindar.

Los hoteles de Tierra del Fuego se ubican mayormente en Ushuaia, Río Grande y Tolhuin. Existen servicios que son ofrecidos por la totalidad de los establecimientos, independientemente de la categoría a la que pertenezcan. Estos son: servicio de limpieza, ropa blanca y servicio de desayuno, el cual puede estar incluido en la tarifa del cuarto o no.

Encontrá tu hotel en Tierra del Fuego, Argentina

Los hoteles de Tierra del Fuego de lujo, es decir, 5 y 4 estrellas, se destacan por la variedad de opciones principalmente en Ushuaia, aunque también es posible encontrarlos en las otras ciudades anteriormente nombradas. La calidad de estas categorías de hoteles de Tierra del Fuego es indescriptible, ya que es difícil expresar con palabras la suntuosidad y el esplendor que estos poseen.

Entre los servicios más importantes que brindan los hoteles de Tierra del Fuego de mayor nivel se encuentran: TV por cable y DVD disponible en la habitación; servicio de internet Wi-Fi en toda la edificación; restaurante con platos de primer nivel, nacionales e internacionales y confitería. Además, las habitaciones cuentan con secador de cabello, hidromasaje, frigobar y cajas de seguridad.

Si se encuentra planeando alojarse en uno de los hoteles de Tierra del Fuego de las más altas categorías, debe tener en cuenta que las tarifas varían enormemente según la temporada y, sobre todo, la vista de la misma. Un cuarto single, desde el cual se pueda apreciar el Canal Beagle, por ejemplo, puede llegar a superar los $1000 (pesos argentinos) por noche, incluyendo el servicio de desayuno buffet.

Estos hoteles de Tierra del Fuego son, en su mayoría, la opción elegida por los extranjeros, los cuales encuentran accesibles las tarifas debido al cambio de divisas. Por otro lado, los turistas nacionales optan por hoteles de Tierra del Fuego de menor categoría o bien, alojamientos de otros tipos.

Muchos de los hoteles de Tierra del Fuego 3 estrellas también poseen excelentes servicios para brindarle a sus huéspedes pero con la ventana de contar con tarifas mucho menores. De este modo, es posible disfrutar del confort pero a un precio accesible.

Si no se pretenden grandes instalaciones e infraestructuras en los hoteles de Tierra del Fuego, también se puede uno alojar en aquellos categorizados en 2 y 1 estrellas. Establecidos en casas antiguas o en modernos edificios, tan sólo basta con averiguar e informarse para elegir aquel que se adecúe a nuestras necesidades.